Una pregunta que es común, ¿Porque se separan las parejas? Muchas personas se preguntan que es lo que hace que una pareja tenga exito o no. Ted Huston, en sus estudios de seguimiento a parejas recién casadas, encuentra que aquellas que se divorcian no se diferencian en casi ninguna categoría de las que permanecen casadas. La probabilidad de separación no se relaciona ni con la cantidad de desacuerdos ni con los tópicos conflictivos. Lo que distingue a las relaciones sólidas de las frágiles es la forma cómo se manejan los conflictos y la capacidad de aceptación de aquello que no se puede modificar.

Por lo tanto, realmente no exist tal cosa como parejas incompatibles, solo que no han sabido como solucionar sus problemas o lo mas importante, como manejar aquellos problemas que no se pueden solucionar. Este ultimo punto es muy importante ya que un porcentaje elevado (70%) de la problematica de fondo no tiene solución por las caracteristicas unicas de cada individuo.

Entonces la pregunta es ¿Discutir es algo  malo en una pareja? La respuesta es NO. Las disputas no son negativas en sí mismas y dentro de una relación funcional nos deberíamos sentir lo suficientemente seguros como para discutir o protestar abiertamente. No obstante, si no nos sentimos escuchados ni considerados, algo que partió como una queja concreta puede transformarse en un ataque. Pero una pareja se tornará disfuncional y estará en riesgo de divorcio solamente cuando recurre sistemáticamente a dichas maniobras comunicacionales, si predominan las interacciones negativas al no ser capaces de salirse de la espiral de agresiones, si no logran manejar el enojo sin menospreciar al otro y cuando no se intentan acciones reparatorias.

Así que si una de las causas de porque se separan las parejas no son las discuciones, ¿Entonces que es?

John Gottman, un prestigiado terapeuta de parejas que ha llevado investigaciones respecto a esta area por mas de 30 años menciona que el problema no radica en las diferencias o conflictos mismos, pues son comunes e inevitables en la inmensa mayoría de las relaciones y estos conflictos se repiten toda la vida; sino que aquellas parejas que acaban separándose suelen no saber expresar  las intensas emociones negativas y caen en una espiral autodestructiva consistente en emplear sistemáticamente cuatro mecanismos comunicacionales que son altamente dañinas dado que dificultan solucionar lo enmendable o bien aceptar lo incambiable. Defensividad, Indiferencia, Crítica y Desprecio.

Pero estos 4 factores no solo deben estar presentes en los momentos de tención, si no que también deben de estar en los momentos en que las cosas estan “bien”. Un matrimonio que en sus momentos mas tranquilos y manifiestan estas conductas tienen un porcentaje muy alto de separarse.

Estaremos hablando mas de estas 4 caracteristicas que son llamados por Gottman como los “4 Jinetes”.